COMO TOMAMOS LA DECISIÓN

Aquel lunes por la mañana

Cómo tomamos la decisión? Como de costumbre el despertador sonó cada nueve minutos hasta acabar la canción 3 veces! Sin poder apurar más, Pablo se fue a duchar y cuando volvió se sentó a mi lado de la cama y todo comenzó:

P – Va a ser así siempre? Tenemos que estar toda la semana esperando el final de semana para poder hacer algo? Porque no soltamos todos y nos vamos? Vamos a viajar!

B – Ok, vámonos!!

P – Cómo así? En serio?

B – Si, vámonos! Esta noche hablamos. Vamos a desayunar que llegamos tarde!

Desde ese momento todo cambió. Si, así tomamos la decisión después de haberlo hablado unas mil veces!! Siempre que pensábamos en dejarlo todo y viajar quedábamos horas delirando sobre a dónde iríamos, cómo lo haríamos, cómo sería, etc.. solía pasar sobre todo cuando estábamos perdidos en algún paraíso en vacaciones, pero volvíamos a Madrid, volvíamos al trabajo, volvíamos a la rutina y lo hablado se quedaba una y otra vez en el olvido…

PERO ESTA VEZ ERA DISTINTO…

Pablo estaba con un ritmo muy exigente en la consultora y comenzó a tener muchos problemas de espalda. El estrés le estaba ganando la batalla… Había que hacer algo, había que tirar del freno de mano y dar un nuevo rumbo a la vida. Además, un gran amigo (Paulinho) estaba a punto de someterse a un trasplante en Brasil y Pablo quería verle y estar con él… Y entonces llego AQUEL lunes por la mañana! Esa misma noche hicimos números y al ver que estábamos con las manos en la masa, las ganas y la sensación de que esta vez iba en serio se hicieron cada vez más fuertes, tan fuertes que ya “daban igual” los números, nos adaptaríamos para que este proyecto saliera adelante.

SALTO AL VACIO

Aquí la decisión estaba tomada y sin pensarlo mucho empezamos a organizarnos. Lo primero que hicimos fue dejar nuestra casa… eso generaría una bomba de impacto en nuestras cabezas y nos haría sentir que de esta vez no había vuelta atrás, y así fue! Lo siguiente fue dejar los trabajos… sin duda fue lo más duro. Nuestra mente está programada para ver ese paso como una verdadera locura, principalmente si estás en una «carrera» en una empresa grande. En este punto tuvimos que ser muy fuertes y creer en nuestra decisión al 100% porque en este proceso pasaría de todo… contraofertas en el trabajo, presión de la familia y colegas que muchas veces no logran entender lo que estás haciendo y sobretodo presión de uno mismo repasando la decisión una y otra vez. Sabíamos que «aquel lunes» lo habíamos visto todo claro, así que ahora teníamos que confiar en ello y seguir adelante sin mirar atrás.

UN ÚLTIMO GOLPE ANTES DEL COMIENZO

Superada estas etapas las demás eran más fáciles, aunque bastante duras y aburridas. Teníamos que rematar todo, atar todos los cables. Vender coches, dejar documentación ordenada y gente de confianza que pudiera representarnos en cualquier caso de emergencia, HACER MALETAS!! Qué llevamos?! Para qué clima?

Después de unas semanas de muchos nervios con el estrés de preparar todo, compramos los billetes! Ya está! Tenemos todo hecho y tenemos fecha, podemos respirar… POOoOW! Nos pusimos enfermos…

Stress + ansiedad + vacunas = cambiar el vuelo! Lo tuvimos que hacer 3 veces!! Pero ni con esas, el 14 de febrero fue LA FECHA. Ese día nos montamos en el avión y salimos hacia Rio de Janeiro. Salimos del invierno de Madrid y llegamos al CARNAVAL DE RIO! Así que las energías surgieron no sabemos de donde para entregarnos en cuerpo y alma y disfrutar de aquella inolvidable experiencia!

 

You may also like

4 comments

  • Cris noviembre 10, 2016   Reply →

    Gente genial, fiel a sí misma y valiente!! A seguir disfrutando de vuestra GRAN DECISIÓN! Un besazo, os seguimos por aquí!

    • Pablo noviembre 22, 2016   Reply →

      Gracias Cris! Un abrazo

  • Neto noviembre 10, 2016   Reply →

    Los felicito. Muy chevere el blogs. Me encanto como tomaron la decisión!!!! A lo macho. Keep con trucking………

    • Pablo noviembre 22, 2016   Reply →

      ?? Gracias! Un beso grande

Leave a comment